domingo, 30 de mayo de 2010

CRÓNICA IRONMAN LANZAROTE 2010, DESDE FUERA


Bueno pues vamos a ver cómo queda esto. El 22 de Mayo de 2010 ya estaba aquí y Ayoze, con el que compartía apartamento, ya con sus preparativos me despertaba a eso de las 5 de la mañana.

Ayoze como siempre parecía tranquilo y risueño pero a la vez concentrado en que nada se le quedara atrás, geles, botes de agua, barrtias, sobre todo comida pues toda la equipación había quedado preparada en sus respectivas bolsas el día anterior. Me doy una vuelta por el apartamento de Gustavo y Serafín y aquello era otra cosa, al tensión se notaba en el ambiente, sobre todo Gustavo parecía el más nervioso de los tres, no en vano era el que había dado el primer paso a la aventura del Ironman Lanzarote 2010 (todos seguidos de Javi que ya se había aventurado en 2009) y podríamos decir que es el "líder" del equipo, si no el líder, desde mi punto de vista, desde luego el que cuenta con más condiciones para esto del triatlón.

Javi ya estaba en la zona de boxes así que yo sin desayunar y habiendo dormido tres horas (es que Israel, Jose y yo que no competíamos descubrimos un pub irlandés con música en directo que estaba muy muy bien) me encamino con ellos cámara en mano hacia la zona de boxes.

Les deseo suerte a cada uno de ellos y les hago alguna foto mientras se preparaban para "la gran batalla", y hacemos la foto de grupo.

A las 6:55, 1.571 triatletas en la blanca arena de la playa de Puerto del Carmen en un día atípico en Lanzarote, sólo una pequeña brisa y un mar en calma. A las 7 en punto se da salida a la carrera. He vivido muchas veces este momento y el del Ironman no es muy distinto, empujones, golpes, visión cero y carga de ilusiones.

Los líderes en un grupo de cinco poco tardan en completar su primera vuelta y cuando menos lo esperamos ya salen del agua tras su segunda vuelta, record de al prueba en natación, el día empezaba bien. Entre tanto público y gracias al buen estado del mar los nuestros rompen sus mejores previsiones y Ayoze con un espectacular tiempo de 1:03:46 sale del agua, segundo Gustavo con un tiempo de 1:11:08, muy cerca Serafín en 1:12:40 y tras ellos Javi bajando sobradamente de las dos horas con un tiempo de 1:54:44.

Era hora de coger la bici. Israel, dos amigos suyos, Jose, Ángela y yo nos vamos a desayunar y tras un buen desayuno que el día iba a ser largo cogemos el coche y salimos a buscar a los nuestros y disfrutar de la carrera.

Al primero que nos encontramos es a Serafín que en el km 20 aproximadamente comenzaba a subir los toboganes del Parque Nacional del Timanfaya (un lugar de mar de lava espectacular y una subida de bici bastante dura), ya no le veríamos más y a Javi no pudimos verle en el sector ciclista y es que seguir la carrera con el tráfico y los ciclistas es un poco difícil si no quieres perder comba de lo que ocurre.

Tuvimos que caminar muchos kms y bastante tiempo pero aproximadamente en el km 60 nos encontramos a Gustavo, acoplado, concentrado y con buena cara nos saluda. Vamos a por Ayoze pero cual es nuestra sorpresa que al llegar una rotonda la carrera está cerrada y sólo pueden pasar los ciclistas, nos perdemos la foto en lo alto del Mirador del Río, así que nos adelantamos hacia Haría para ver pasar a Ayoze. Camino a Haría, en una rotonda nos da el alto un Guardia Civil, todo es confuso y de repente suena la sirena de la policía y como una bestia acabada de salir de su jaula el primer triatleta aparece como un torpedo y cruza la rotonda haciendo al policía de la moto que le seguía pasarlas realmente mal para poder seguirle, se me pone la piel de gallina, y la garganta se me seca de la emoción, buff que momento.

Nos paramos en un bar, nos agenciamos unas cervecitas y en poco tiempo llega Ayoze, lleva buena cara y comienza una bajada, a 7 minutos pasa Gustavo y decidimos marcharnos a verles por otra zona. Ya el calor era bastante fuerte.

En una larga recta nos paramos para volver a verles pasar. En esta carrera hay de todo, gente muy acoplada, mujeres muy fuertes, ciclistas que más que Ironman parecen domingueros de bicicleta, gordos, flacos, musculosos, guapas, fuertes, pequeños y grandes, blancos y negros pero todos en ese momento con un sólo objetivo, llegar de nuevo a Puerto del Carmen.

Tras ver pasar a Ayoze y Gustavo nosotros también ponemos rumbo a Puerto del Carmen ya pensando, como los corredores, en la carrera a pie. Serafín y sobre todo Javi nos han de perdonar el no tenerles más en cuenta pero no puedes esperar a verles todos si no van relativamente juntos pues si no, no es viable el seguir la prueba.

Llegamos a Puerto del Carmen y tomamos posiciones para ver llegar a nuestros amigos. Ayoze llega acoplado y muy fuerte, tras él a unos 11 minutos Gustavo más relajado pero igualmente concentrado. Ayoze comienza la carrera a pie seguido de Gustavo. Pasado el tiempo llega Serafín a la zona de boxes lleva muy buena cara y regula para comenzar la carrera. Serafín sale con buen ritmo a la carrera a pie.

En cuanto a la cabeza de carrera todo estaba decidido Eneko Llanos impodría su ley en la carrera a pie con una maratón espectacular en 2:50:00 horas aprox. seguido del ganador de los dos últimos años el Belga Bert Jammaer y tras ellos el alemán Maik Twelsiek (que previamente había logrado batir el record de la prueba en el segmento ciclista)

Tras la primera vuelta de la carrera a pie que era de nada menos que de casi 20 kms, Gustavo lograba superar a Ayoze y se ponía primero de los nuestros aunque Ayoze seguía corriendo a buen ritmo, Serafín regulando un poco más, también estaba haciendo una gran carrera a pie.

Se acercaba las 6:30 hora que era el punto de corte de los ciclista y es que los que no llegaran a Puerto del Carmen antes de esa hora no podría bajarse a correr. Todos estabamos un poco preocupados por Javi pues no había llegado pero yo como todos sabíamos de la fortaleza mental de Javi (sin ninguna duda, el mejor de todos nosotros en este aspecto) y a las 6:20 llegaba a Puerto del Carmen, todos saltabamos de alegría pero Javi llego decidido "no continuo" nos decía mientras pasaba en bicicleta hacia la zona de boxes.

Todos lo respetamos y es que Javi ya no tiene nada que demostrar, ya lo ha demostrado más de una vez y todos sabemos que no es de las personas que se rinden fácilmente.

Tras este pequeño chasco seguimos la carrera a pie, animamos a todos, entre ellos a Sergio, amigo del Triguanac que muchos entrenos ha compartido con nosotros y que llevaba un buen ritmo en la carrera a pie. De repente nos llegan noticias confusas, Ángela, novia de Javi, nos pregunta que si habíamos visto pasar a Javi, y es que una vez más nos sorprende. Al llegar a boxes le informan que aún está en el tiempo y esto le anima y se lanza a intentar completar la maratón no era tarea fácil para un triatleta que la carrera a pie no es su gran fuerte, jejeje pero era Javi, TODO ES POSIBLE.

Pasan las horas y ya con cara de ilusión y sus dos cintas en la mano Gustavo se lanza a meta. A unos 400 metros de meta le saludamos, le animamos, todos nos emocionamos, yo particularmente me llegan recuerdos de principios del 2.000 dónde él y yo con bicicletas de la época, camisetas de manga hueco de algodón y bañador, pero cargados de ilusión corríamos nuestro primer triatlón en Salinetas. Muy a mi pesar en cuanto a emociones soy una roca pero realmente ese momento me emocionó y me emociona el recordarlo.

Tras Gustavo, esperamos por Ayoze que muy ilusionado y con buenísima cara también afronta sus últimos metros de Ironman, también le animamos y saludamos y es que todos hacíamos fuerza para que los cuatro nuestros lo consiguieran, había que ver la cara de Francis, hermano de Ayoze, creo que orgullo es la palabra que define sus sensaciones. Espectacular la progersión de Ayoze en este deporte, si soy sincero tenía dudas sobre su rendimiento en Larga distancia pues aún es muy joven y mantiene esa explosividad que te da la juventud pero me quito el sombrero ante su carrera manteniéndose líder de los nuestros en gran parte de la carrera.

Era la hora de Serafín, poco antes había llegado, Jose nuestro culeto, y le cantaba lo de "Serafinito" que a él tanta gracia le hace. La cara de Serafín era de recordar, para nada mostraba el cansancio normal de una prueba de esta características, estaba exultante y llegaba a buen ritmo a unos 400 metros de la meta. Gran carrera de nuestro "Kenita Blanco" y me quita el honor de ser el primero de nuestro barrio que acaba un Ironman, jejeje. pero él se lo merece, la constancia y el saber controlar en todo momento lo han convertido en un Ironman.

Bueno parecía que esto acababa, el sol caía y cada vez pasaban menos corredores por la avenida. Nos vamos a cenar algo pues sólo nos quedaba un corredor en carrera, podían pasar algunas horas y llevábamos todo el día sin comer nada excepto algunas galletas y un zumo.

En mitad de la cena, que era justo en la avenida por donde corrían los triatletas, alguien llega y no dice Javi llega. No me lo podía creer, era de noche cerrada quedaban 4 minutos para finalizar el tiempo límite de la prueba y Javi aparecía justo junto al coche que cerraba la carrera. Sin duda fue el momento más emocionante de un día cargado de emociones. Javi, con cara de rabia, llegaba a meta, no había abandonado, jamás, él iba a acabar este Ironman ( su segundo Ironman) y en el tiempo reglamentario. Todos gritábamos, saltábamos, la verdad, no lo podíamos creer, bueno SI lo podíamos creer y es que Javi es así, NO ABANDONA. En un gesto de los que te hacen apreciar a las personas Eneko Llanos, Ganador de la carrera y que había llegado unas 10 horas antes a meta esperaba a Javi para saludarle en la línea de meta y ser el primero en felicitarle.

En resumen que es verdad, ya lo había leido y mucha gente me lo comentaba, un Ironman es una prueba distinta, especial, no es la más dura del mundo pero quizás si la más emotiva, pues te hace superarte, sobreponerte a los malos momentos, conocerte, respetarte y saber regularte.

Estoy orgullosos de compartir vida y entrenos con este grupo de deportistas y amigos, con sus novias, familias, conocidos y amigos. Todos están orgullosos de pertenecer a su equipo pero el Triamagro es distinto, el estar juntos y separados nos hace distintos, la indisciplina de nuestra disciplina es autentica, el apuntarnos tanto a una carrera de 17 kms como a un Ironman pasando por transgrancanarias, medias y maratones, travesías, carreras de montaña y cicloturistas, el respecto, el cachondeo, la fiesta y los entrenos compartidos nos hacen diferentes y es que ya sabes "La vida es maravillosa, pero compartida es aún mejor".

FELICIDADES.

9 comentarios:

Víctor dijo...

Muy Bonita la crónica. Me has conseguido emocionar. A ver si te van a ascender a cronista en el curro.

FELICIDADES!!!!!

Isidro García dijo...

Jejejeje Víctor, la verdad es que verlos competir en esta carrera ha sido emocionante. Saludos.

Jose dijo...

Joder Isi, estoy de acuerdo con Victor, me acabas de emocionar jejej. Si es que cada vez haces las crónicas mejor jodío!!. Pero si, tienes toda la razón, el Ironman es un compendio de EMOCIONES.

Isidro García dijo...

Ya sabes, nos toca escribir la nuestra. Saludos.

Ayoze dijo...

me cawen la puta...el año ke viene yo kiero exar birras y ver como alguno de ustedes sufre!! así ke venga, a inscribirse ke las plazas están volando!
PD: Isideo, cronista oficial del triamagro...indisciplinadamente disciplinados!! jajaja

Isidro García dijo...

Ayo, eres un crak. Saludos.

fmachin dijo...

Isidro, muy buena crónica, a mí también me gusta. Ahora falta hacer la crónica del Ironman paralelo: detalles del megadesayuno, cómo cambió el coche de un 1200 a un 1600 cuando lo cogió Israel, describir la baja receptividad del amigo Carmelo al apoyo externo, la carita de Ángela durante la agónica espera de Javi... :). Nada, lo pasamos bien, incluso muy bien.

Isidro García dijo...

Que bueno Francis, jejejeje (esto del buen humor es un gen Machín), lo del coche brutal, me he estado riendo un buen rato, lo de Carmelo mejor aún... Además recuerdas a la conductora "suicida" del Citroen saxo que no se podía reprimir ante una línea continua,, jejjejej Si es verdad el "Ironman externo" no estuvo nada mal

fmachin dijo...

Ños, el Citroen, no sé cómo se me pudo pasar... será que me adelantó por la derecha :). Yo me apunto de nuevo el año que viene al Ironman... paralelo :).